Home PageBlog › Requisitos para perros de asistencia

Requisitos para perros de asistencia

Service Dog Requirements - ServiceDogCertifications

Want to read this article in English?

You can find a Spanish translated version of Service Dog Requirements here.

La Ley para Estadounidenses con Discapacidades (ADA) define un animal de asistencia como un perro adiestrado para realizar tareas en beneficio de una persona discapacitada. Una discapacidad puede ser un impedimento físico, pero la ADA también incluye las enfermedades mentales que limitan sustancialmente una o más actividades importantes de la vida, como la depresión, la ansiedad grave o el TEPT.

Este artículo recoge los requisitos de cualificación para ser una persona usuaria de perros de asistencia, qué adiestramiento y pruebas pueden esperarse de su perro de asistencia y qué esperar cuando esté en público. Después de cubrir los derechos legales de los perros de asistencia, presentaremos opciones para facilitar las interacciones con el público, incluyendo accesorios especializados para perros de asistencia e identificación.

¿Cuáles son los requisitos de los perros de asistencia?

El adiestramiento de un perro para convertirlo en un animal de asistencia está al alcance de las personas que tienen una discapacidad. Si está interesado en tener un perro de asistencia, a continuación le indicamos los requisitos que debe tener en cuenta:

  • Elegibilidad: Una persona es elegible para un perro de asistencia si tiene una discapacidad física, emocional o de salud mental.
  • Adiestramiento: Un perro de asistencia debe estar adiestrado para realizar tareas específicas que ayuden en una discapacidad.
  • Comportamiento: Un perro de asistencia debe estar bajo el control de su adiestrador en todo momento.
  • Verificación: Si no es obvio qué servicio presta el perro, el adiestrador debe estar dispuesto a responder a dos preguntas sobre su perro de asistencia.
  • Identificación: Opcionalmente, puede ayudar que los perros de asistencia estén claramente identificados con accesorios como tarjetas de identificación, chalecos, placas y certificados.

¿Cómo se convierte mi perro en un perro de asistencia?

Tenga en cuenta estos cuatro sencillos pasos que le ayudarán a entender cómo su perro puede convertirse en un perro de asistencia.

  1. Determine si tiene Ud. una discapacidad elegible
  2. Adiestre a su perro de asistencia
  3. Pase una prueba de acceso público
  4. Considere la certificación y el registro del perro de asistencia

Los perros de asistencia desempeñan una función importante para las personas de nuestra comunidad que necesitan cuidados especiales. Es crucial que tanto las personas usuarias de perros de asistencia como el público en general conozcan cuáles son los requisitos de los perros de asistencia.

Paso 1: Determine si tiene una discapacidad elegible

Según la ADA, para tener un perro de asistencia debe tener una afección que cumpla los requisitos. La afección puede adoptar muchas formas (física, mental, etc.). Las discapacidades físicas incluyen afecciones como la discapacidad visual, la movilidad limitada y la pérdida auditiva. La discapacidad debe limitar sustancialmente una actividad vital importante como la capacidad de trabajar, desplazarse, socializar o dormir. 

Algunas afecciones comunes que dan derecho a perros de asistencia psiquiátrica son la ansiedad, la depresión y el trastorno de estrés postraumático (TEPT), pero esta lista no es exhaustiva. Para las discapacidades psiquiátricas, un primer paso común es ser evaluado por un profesional licenciado en salud mental (LMHP) que pueda escribir una carta confirmando su elegibilidad. Estas cartas de PSD suelen tener los siguientes rasgos:

  1. escritas en papel con membrete del profesional sanitario licenciado
  2. fechadas y firmadas por el profesional
  3. contienen la información de contacto del profesional, el número de licencia, la fecha de la licencia y el estado de la licencia
  4. contienen la opinión del profesional sobre si Ud. tiene una discapacidad mental o emocional que pueda dar derecho a un perro de asistencia psiquiátrica.

Paso 2: Adiestrar a su perro de asistencia

Para ser considerado un perro de asistencia, un perro debe ser adiestrado individualmente para realizar un trabajo o tarea relacionada con su discapacidad. Tenga en cuenta que no existe ninguna organización oficial que establezca las normas de adiestramiento en EEUU Tampoco está obligado a trabajar con un adiestrador: la ADA permite a las personas usuarias entrenar a sus perros por su cuenta. 

Aunque no existe un requisito mínimo en EEUU, algunos estándares sugieren aproximadamente 120 horas a lo largo de seis meses de adiestramiento. Algunas fuentes recomiendan que al menos 30 horas (aproximadamente ¼ del tiempo) se pasen en público para ayudar a adiestrar al perro para los momentos de distracción y cuando se presenten sorpresas. Aunque no es obligatorio, puede ser útil que los perros de asistencia lleven accesorios relevantes para que la gente en público pueda ajustar su comportamiento en consecuencia.

Lo más importante que debe enseñarle a su perro de asistencia es la tarea o habilidad específica que desempeñará para ayudarle con su discapacidad. Las tareas que realizan los perros de asistencia son numerosas, entre ellas guiar a las personas con discapacidad visual, tirar de una silla de ruedas, percibir una alerta médica, la estimulación táctil durante un ataque de pánico, recordar al adiestrador que debe tomar su medicación, explorar una habitación para alguien con trastorno de estrés postraumático o tomar tierra/bloquear en zonas públicas.

Paso 3: Pase una prueba de acceso público

Además de adiestrar a su perro para que realice tareas que le ayuden con su discapacidad, es importante que sea capaz de comportarse adecuadamente en público superando una prueba de acceso público.

Criterios de acceso público:

  • Ningún comportamiento agresivo hacia las personas y otros animales.
  • Se abstiene de comportamientos de olfateo a menos que se le libere para ello.
  • No solicita comida o afecto mientras esté de servicio.
  • Ninguna sobreexcitación ni hiperactividad en público.
  • Capaz de tolerar vistas y sonidos novedosos en diversos entornos públicos.
  • Ningún comportamiento indisciplinado ni ladridos excesivos.
  • No hace sus necesidades en público sin que se le dé una orden específica.

Una vez que su perro esté debidamente adiestrado, el siguiente paso es decidir cómo prefiere señalar su perro de asistencia como tal.

Paso 4: Certificación y registro del perro de asistencia

En EEUU, las certificaciones e identificaciones de perros de asistencia no son legalmente obligatorias. El personal de un establecimiento público no puede solicitar documentación —como por ejemplo una prueba de que el animal haya sido certificado, adiestrado o autorizado como perro de asistencia— a modo de condición para la entrada.

A pesar de los limitados requisitos establecidos por la ley, el personal de muchos establecimientos públicos sigue insistiendo en las identificaciones u otras pruebas tangibles de la condición de perro de asistencia. A menudo, a las personas usuarias de perros de asistencia les resulta útil disponer de documentos y accesorios que ayuden a señalar que su perro está adiestrado y está trabajando para evitar ser recibidos con hostilidad o curiosidad invasiva. 

Optar por llevar una credencial identificativa y un chaleco de perro de asistencia pueden ser herramientas útiles para que Ud. y su perro de asistencia se muevan por los espacios públicos. También puede optar por no llevar la tarjeta de identificación y mantenerse firme por principio cuando se encuentre con personas que ignoren los derechos de los perros de asistencia. Según las normas de la ADA, el personal de un local sólo puede hacer dos preguntas si la discapacidad del adiestrador no es evidente:

  1. ¿Se requiere el animal de asistencia debido a una discapacidad? y (2)
  2. ¿Para qué cargo o tarea ha sido adiestrado el perro?

Una vez que confirme verbalmente que su perro es un perro de asistencia adiestrado, la ley obliga a realizar ajustes razonables para los perros de asistencia. Los perros de asistencia pueden ir a cualquier sitio al que puedan ir sus adiestradores, siempre que no supongan un peligro para la salud o la seguridad de los demás. Es importante comprender estas normas para saber qué derechos tiene como propietario de un perro de asistencia y cuándo terceros están violando sus derechos.

¡Ya está al corriente de lo que se necesita para tener un perro de asistencia!

¿Listo para registrar e identificar a su perro?

¿No puede adiestrar a su perro como perro de asistencia?

Puede que en su lugar le interese un Animal de Apoyo Emocional (ESA, por las siglas en inglés). Los ESA no requieren un adiestramiento específico, tienen acceso a apartamentos sin animales y están exentos de restricciones de raza o peso. Haga clic aquí para saber más sobre los ESA. 

En resumen, los ESA están protegidos por el Reglamento Federal de la Vivienda (FHA) —pero no por la ADA—, lo que significa que no se le puede cobrar ningún alquiler, depósito o tasa por el animal de apoyo emocional, ni se le puede negar la vivienda a Ud. o a su ESA por el hecho de convivir con una mascota, con muy pocas excepciones. 

Para tener derecho a una ESA, un profesional de la salud mental autorizado (incluidos, entre otros, psicólogos, terapeutas, trabajadores sociales, médicos de cabecera, etc.) debe escribir una carta en la que afirme que Ud. padece una afección que cumple los requisitos (incluidas, entre otras, depresión, ansiedad, TEPT, etc.) a la que ayuda un animal de apoyo emocional. Además, a diferencia de los animales de asistencia, los ESA no tienen que ser necesariamente perros; los gatos, conejos y pájaros son opciones comunes.

Leave a Reply

Latest Posts

Information at this site is provided solely for the user’s information and, while we strive to be accurate, all information is provided strictly “as is” and without warranty of any kind. It is not intended to be used as a substitute for legal counsel from a qualified attorney. ServiceDogCertifications.org, its agents, affiliates, employees or contractors will not be liable to you for any damages, direct or indirect, or lost profits arising out of your use of information provided at this site, or information provided at any other site that can be accessed from this site.